Logo Reaper y otras yerbas


Modos de grabación:

Reaper nos ofrece 3 modos de grabación.

Para conmutar entre estas opciones de grabación, podemos utilizar el atajo preasignado
Alt, Ordinal masculino.
Esta tecla la encontramos justo arriba del tabulador, en la distribución española.
También podemos modicar el modo accediendo a la barra de menú, en el apartado opciones.
Con flecha abajo hallaremos los 3 modos.


En el modo normal, al pulsar la letra r comenzará la grabación desde ese punto exacto, exepto que hayamos especificado una cuenta previa desde las configuraciones de metrónomo. Si sabemos que lo grabado puede servir, podemos detener la grabación volviendo a pulsar la letra r. Si se prefiere interactuar con el diálogo de grabación, detendremos la misma con la barra espaciadora.
En esta ventana podremos elegir guardar, eliminar todo, solo lo seleccionado, etcétera.
En lo particular, me gusta tener un atajo para poder detener la grabación y borrar el contenido de la misma, sin pasar por el diálogo. Esto no tiene un atajo preasignado, pero podemos añadírselo en la lista de acciones. La opción se llama;
Transporte: Parar y Eliminar Todos los Archivos Grabados.


Al finalizar la grabación, encontramos que nuestra pista tiene ahora un nuevo ítem, en el cual hay una toma. Si volvemos a grabar encima, muy probablemente nos encontraremos con que en lugar de un ítem, tendremos 2. Esto sucede porque reaper acomoda las tomas coincidentes en cuanto a extensión, y con el fragmento de audio sobrante, crea un nuevo ítem.
Esto suele generar un poco de confusión, pero tiene su lógica.
Para navegar entre las tomas de un ítem, podemos pulsar la letra t, para ir a la siguiente,
o shift t, para ir a la anterior. Podemos eliminar la toma activa con control, shift , t.
O eliminar todas las tomas, excepto la activa con alt, shift t.


El siguiente modo; "Pinchazo automático en la selección de tiempo",
es el ideal para cuando se necesita reemplazar solo un fragmento de lo ya hecho.
Supongamos que estamos grabando a un guitarrista, el cual viene interpretando un solo excepcional de una considerable extensión, pero que en la última frase, equivocó la nota. Antes de que el músico estrelle su guitarra contra el suelo, podemos ofrecerle pinchar solo el fragmento final, lo que muy probablemente alivie su espíritu atormentado. Los pasos serían los siguientes:
Buscar una frase completa, para que el cambio sea sutil.
Seleccionar el fragmento colocando las marcas de inicio y final de selección.
Apóstrofo para la marca de inicio, y abrir exclamación para la marca de final en la distribución español de España.
Activar el modo de grabación correcto a través del atajo o la opción en la barra de menú.
Mover el cursor de reproducción algunos compases antes, desde donde el músico pueda venir tocando comodamente antes de llegar a la zona de conflicto.
Al pulsar la r para comenzar la grabación, lo que va a suceder es que la misma, solo va a activarse cuando llegue a la marca de inicio de selección que hemos colocado, y dejará de grabar cuando llegue a la marca de fin de selección. De esta forma tendremos un ítem nuevo con solo ese fragmento, y con una nueva toma, que será la última realizada.


El último modo es bastante similar al anterior, solo que en lugar de realizar una grabación en un fragmento seleccionado, esta va a realizarse durante el tiempo que dure el ítem seleccionado. Si se quiere evitar la multiplicidad de ítems del modo normal, podemos utilizar este último modo, el cual nos asegura crear nuevas tomas en el ítem seleccionado, pero sin crear adicionales.